miércoles, 24 de marzo de 2010

De miércoles nublado...



La inmensa mayoría de los individuos humanos, no solamente en las masas ignorantes, sino también en las clases privilegiadas, no quieren y no piensan más que lo que todo el mundo quiere o piensa a su alrededor; creen sin duda querer y pensar por sí mismos, pero no hacen más que reproducir servilmente, rutinariamente, con modificaciones por completo imperceptibles y nulas, los pensamientos y las voluntades ajenas. Esa servilidad, esa rutina, fuentes inagotables de la trivialidad, esa ausencia de rebelión en la voluntad de iniciativa, en el pensamiento de los individuos son las causas principales de la lentitud desoladora del desenvolvimiento histórico de la humanidad.

Dios y el Estado. Mijail Bakunin
Imagen: Ovejas. Sylva Zalmanson
Fuente: Buenos dias capitán.


2 comentarios:

Logan y Lory dijo...

Ya lo contaba Orwell en su "Rebelión en la granja", lectura que debería estar recomendada ya en los colegios.

Un abrazo.

Sakkarah dijo...

Un buen texto, que creo que es muy cierto...

Muchos besos.

Aviso

Para una correcta visualización de este blog recomiendo usar el navegador Google chrome o Mozilla Firefox,
El Internet explorer está dando fallos y no lo muestra completo.
O, a veces..., todo lo contrario...