lunes, 17 de diciembre de 2007

La Conciencia Socializada


Las primeras nociones del bien y del mal que hemos conocido nos han sido inculcadas por nuestro medio familiar. Hemos internalizado un conjunto de prohibiciones, de imperativos, toda una constelación de nociones mentales que han constituido nuestra primera conciencia. Los diversos grupos en los cuales hemos vivido también nos han marcado por su escala de valores. De hecho uno no decide su vida por sí mismo, somos llevados por el super-ego, estamos alienados, vivimos en un cierto infantilismo, somos como corderos de un rebaño. Vivimos una moral colectiva. Esta alienación es a menudo inconsciente. Ella se vuelve consciente el día en que uno decide alejarse de esta influencia social. En ese momento tomamos conciencia del poder de los lazos que nos ceñían. El centro de referencia para actuar son los otros: sus principios, sus formas de actuar, sus reglamentos, sus leyes. En el corazón de este mecanismo de la conciencia socializada se encuentra la necesidad imperiosa de ser reconocido, estimado, amado, de no desagradar, de no crearse problemas con los demás. Al no encontrar solidez, seguridad en uno mismo, uno la busca en la aprobación de los otros. Escapar a esta conciencia socializada no es fácil ya que llevar a cabo actos que pasen por alto las normas aprendidas del medio, provoca un sentimiento de inseguridad de inquietud, y a veces, aun de angustia. Entonces tenemos tendencia a culpamos y nos esforzamos por volver al camino recto.

André Rochais
Fotografía tomada en Ibiza

2 comentarios:

Pili dijo...

Patrones, y creencias que ya no valen. Como los tacones de mamá cuando éramos niñas, queríamos ser grande, imitarla...
Ahora ir en bambas va de coña!!

Estos patrones, tienen los días contados gracias a la consciencia, a nuestra superación...Y aportar esa libertad que ya tenemos y que no disfrutamos. Vivir la vida con éxtasis desde el centro....azul cielo...

Illa, se te echó a faltar el otro día en el cumpleaños. La tarta taba mu rica.

Besitos.

Nur dijo...

Gracias Pili por tus lineas.
Si, yo también os eche de menos el domingo... Pero nos vemos en la próxima!

Aviso

Para una correcta visualización de este blog recomiendo usar el navegador Google chrome o Mozilla Firefox,
El Internet explorer está dando fallos y no lo muestra completo.
O, a veces..., todo lo contrario...