lunes, 11 de mayo de 2009

El peligro


Hay quién se comporta como un ciego ante lo amenazador.
Pero también hay quien se comporta como un tuerto:
la ventaja es mínima.

Aunque tenga que esperarse mucho tiempo, llegará
indefectiblemente el momento en que el riesgo habrá
desaparecido por sí solo.

En estos casos, es preferible no actuar. Si se desafía
al destino, se pagará cara la audacia.

Hay que tener paciencia y esperar a que llegue el
momento oportuno.

La luna ejerce su máximo influjo cuando está llena.

3 comentarios:

Angeles dijo...

Esperar el influjo de la luna es muy oportuno:)
Besos.

Andicozmania dijo...

Que pedazo de fotografia.
Enhorabuena!
Sigo diciendo que tu blog merece ampliarlo, pero creo que tienes miedo, te prometo que no soy mala persona, solo soy egoista y quiero que la maravilla de blog que sigo pueda hacerlo en grandes dimensiones. Nur no le ocurrirá nada si lo haces paso a paso.
Salud_2
Andicozmania

Nur dijo...

Ok Andi, un día de estos lo pruebo... me falta encontrar tiempo!

Angeles, besitos de casi luna llena

Aviso

Para una correcta visualización de este blog recomiendo usar el navegador Google chrome o Mozilla Firefox,
El Internet explorer está dando fallos y no lo muestra completo.
O, a veces..., todo lo contrario...