martes, 10 de marzo de 2009

La máquina codiciosa


Semejante a la alquimia, a la astrología, a la hechicería y a las otras ciencias populares, la economía política también tiene por punto de partida una idea plausible: "Los sentimientos sociales -dicen los economistas- son en la naturaleza humana factores accidentales y perturbadores; por el contrario, la avaricia y el deseo de progreso son factores constantes. Eliminemos los factores variables y considerando al ser humano como una mera máquina codiciosa, examinemos con qué reglamentación del trabajo, de la compra y de la venta, puede obtenerse la mayor suma posible de riqueza..."

Unto thist last. John Ruskin

5 comentarios:

Angeles dijo...

Y así funciona...
Hasta que empecemos a darle importancia a los valores variables.
Nada es permanente gracias a Dios.
Buenas noches.:)

Nano dijo...

lo unico permanente es la envidia , el odio, y la guerra por que lo malo

Anónimo dijo...

Jo Nur, que cosa más horrible has puesto hoy!!!
Ya veo que estás al día del calendario pastelero, ya toca hacer la "mona"...no hay problema, eso me sale muy bien.
Un abrazo de mona Chita.
Maria

moderato_Dos_josef dijo...

A veces pienso: qué suerte no haber nacido con mentalidad para nada política, qué suerte no ambicionar el poder... Y luego pienso: qué haría yo si estuviera ahí? Es difícil de contestar, el dinero, el poder, la riqueza, son flaquezas de todos los seres humanos; solo que unos saben evitarlo o lo admiten y otros caen en la tela...

Jurema dijo...

Nur!

Hace años le oí decir a alguien!!

Yo no pido nada a Dios!
Solo le digo que me ponga dende haya, que de coger ya me encargo yo!!.

Besos tiernos..

Aviso

Para una correcta visualización de este blog recomiendo usar el navegador Google chrome o Mozilla Firefox,
El Internet explorer está dando fallos y no lo muestra completo.
O, a veces..., todo lo contrario...