sábado, 10 de mayo de 2008

Y sigue lloviendo

Debido al tiempo he tenido que gestionar la frustración de no haber podido volar esta mañana... en fin, paciencia... que últimamente está de moda. Pero no sus preocupéis, Marianne y Jimena, que saltamos el 1 de junio... jeje.

Ya es de noche y no para de llover. Mas de 24 horas cayendo agua. Bueno, al fin y al cabo era lo que pedíamos no? Claro que nunca llueve a gusto de todos. Pero bendita sea esta lluvia... Limpieza... por fin.

Es sábado y tenía que haber trabajado sirviendo cervezas en una terracita... pero claro, con este día ni siquiera hemos montado las mesas. Fumando desde la puerta veíamos pasar los paraguas calle arriba y calle abajo....
Y otra cervecita... y unas palmas, uno coge la guitarra y otro se pone a cantar... vaya, que ha salido una de esas tardes imprevistas e inolvidables... unas 25 personas resguardadas de la lluvia en "el porró", con ganas de sacarle el lado positivo al asunto.

Y el sonido de la lluvia al caer nos acompaña... hacía ya tiempo que no llovía tan constante...
Chubasqueros, paraguas que se pliegan, botas altas, Y ese olor especial de humedad que envuelve la noche. Está resultando un día especialmente meditativo. El paisaje ha cambiado, la luz, el olor, el sabor... los pies mojados...

Tlaloc ha escuchado las plegarias de la tierra...

Tlaloc era el dios de la lluvia y del relámpago entre los aztecas. Tlaloc era representado como un hombre que usaba una red de nubes, una corona de plumas de herón, sandalias de espuma y cargaba cascabeles que hacían el trueno. Tenía dientes de jaguar heredados de la cultura Olmeca, para los que su dios de la lluvia era un hombre jaguar. Tlaloc era conocido como "el proveedor" porque en su poder estaba la producción de lluvia que hacía crecer el maiz. Era el señor de los fenómenos atomosféricos y de los espíritus de las montañas. El descargó grandes cóleras sobre los Aztecas. A menudo usó sus rayos del relámpago para enfermar a las personas. Se dice que tenía cuatro diferentes jarrones de agua en su posesión. Cuando vaciaba la primera, traía vida a las plantas. La segunda causaba destrozo, la tercera traía el hielo, y la cuarta provocaría la destrucción total.

1 comentario:

Papallones dijo...

Pozii amiga...la verdad que este fin de semana nos ha sorprendido a las dos!
Muchos regalitos ultimamente...
Habra que volar para para cerrar el mes de mayo!

Por cierto el miercoles hay sesion de cine de chicas en gracia. Vale!

Besitos

Aviso

Para una correcta visualización de este blog recomiendo usar el navegador Google chrome o Mozilla Firefox,
El Internet explorer está dando fallos y no lo muestra completo.
O, a veces..., todo lo contrario...